CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 22

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 21

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 20

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 19

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 18

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 17

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 16

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 15

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 14

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 13

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 12

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 11

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 10

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 9

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 8

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 7

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 6

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 5

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 4

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 3

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 2

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 1

ENSAYO: El Reino de este Mundo (Parte II)

Análisis de la Obra de Alejo Carpentier 

Por: Guillermo Pallares*. | 17 de Febrero de 2016

El deseo de libertad es claramente expuesto por el autor y personajes como Mackandal y Bouckman encarnan la figura de la lucha revolucionaria de los esclavos haitianos, “el manco Mackandal, hecho un houngán del rito Radá, investido de poderes extraordinarios (...) Dotado de suprema autoridad por los Mandatarios de la otra orilla, había proclamado la cruzada del exterminio, elegido, como lo estaba, para acabar con los blancos y crear un gran imperio de negros libres en Santo Domingo. Millares de esclavos le eran adictos...” (Carpentier, 1983: 31). En la misma dirección durante un discurso Bouckman decía: “El Dios de los blancos ordena el crimen. Nuestros dioses nos piden venganza. Ellos conducirán nuestros brazos y nos darán la asistencia. ¡Rompan la imagen del Dios de los blancos, que tiene sed de nuestras lágrimas; escuchemos en nosotros mismos la llamada de la libertad!” (Carpentier: 1983: 56). Estas citas nos muestran que la liberación no solo era política, también tenía una raíces culturales y religiosas en la medida que se buscaba poner fin a todo tipo de dominación existente.

Imagen: Google

Con el triunfo de los esclavos en Haití y los distintos procesos revolucionarios que se estaban dando en las colonias latinoamericanas, la institución de la esclavitud vive un proceso de decadencia. Sin embargo, esto no quiere decir que su fin estuviera cerca o que todas las capas de la sociedad vieran con buenos ojos la libertad de la población negra, aún en la sociedad cuna de la lucha contra la esclavitud, su fin no fue inmediato, nuevos gobernantes recurrieron a prácticas propias de tiempos de la colonia con el fin de mantener modelos productivos o llevar a cabo obras que no estaban destinadas al disfrute de la mayoría de la población. En la novela se muestra este periodo donde antiguos esclavos ahora convertidos en monarcas, someten a sus iguales al tiempo que pretenden instaurar una clase noble al mejor estilo napoleónico, “Ti Noel supo, por un fugitivo, que las tareas agrícolas se habían vuelto obligatorias y que el látigo estaba ahora en manos de Mulatos Republicanos, nuevos amos de la Llanura del Norte...” (Carpentier, 1983: 129).  

Imagen: Google

En el caso de la Nueva granada la discusión sobre el fin de la esclavitud luego de la independencia es álgida y la presencia de intereses económicos de las élites criollas pone en duda la viabilidad de la libertad para los esclavos, la oposición pretendía justificar su rechazo por ejemplo a la ley de manumisión en  razones de tipo social, religiosas, jurídicas, económicas y sociales,  pero los ideales de la Revolución Francesa habían calado demasiado hondo en el espíritu de una sociedad con visos de liberalidad, de este modo “Aceptada la irracionalidad de la institución y su inconveniencia social y política, quedaba reducido el problema a una contienda jurídica sobre el derecho de los propietarios a exigir una indemnización al decretar el Estado la libertad completa y definitiva de los esclavos” (Jaramillo: 1969: 84).  Los opositores al fin de la esclavitud encontraron en la ley una herramienta para torpedear el proceso y eso gracias a que el gobierno republicano si bien quería poner fin a esa práctica colonial, también creían que esa decisión podría comprometer la tranquilidad de la nación al vulnerar unos supuestos derechos que tenían las élites sobre los esclavos, esto queda evidenciado con la siguiente cita: “defender la esclavitud o atacar directamente la manumisión era prácticamente imposible en aquellos momentos. Aun los políticos menos progresistas y los propietarios de esclavos protestaban sus ideales abolicionistas, pero expresaban sus reservas sobre procedimientos y oportunidad, y en todo caso defendían el derecho los propietarios sobre sus esclavos con base en el derecho de propiedad establecido en la Constitución y las leyes” (Jaramillo: 1969: 78).

Imagen: Google

A manera de conclusión la obra literaria El reino de este mundo, cobra importancia para mí, en la medida que muestra claramente la lucha por la libertad de los pueblos esclavizados, su mezcla de realidad y ficción nos llevan a conocer realidades de la sociedad esclavista haitiana de los siglos XVIII y XIX, y también nos muestra que la disputa  por alcanzar una serie de derechos no termina con los procesos revolucionarios contra las potencias e imperios que someten a otras comunidades. Nos debe quedar en la mente que la esclavitud no sólo es un modelo económico basado en la dominación y la explotación, también es  un modo de organización social que para el caso de nuestros países latinos y caribeños ha dejado hondas secuelas y formas de relacionarnos unos con otros basados en la segregación y discriminación, Haití fue la segunda colonia americana en independizarse luego de los Estados Unidos sin embargo hoy día sigue sumida en condiciones de vida sociales y económicas nada diferentes a las que narra Carpentier en su obra y para el caso de Colombia las comunidades afro descendientes también están sometidas a una sociedad que no lo tiene en cuenta y los obliga a vivir como ciudadanos de segunda o tercera categoría, ello permite observar que las luchas por la igualdad y la libertad siguen librándose ya sea acá o en otros territorios latinoamericanos. 

Las prácticas y modos de organizar la vida en sociedad propias de la época esclavista no desaparecieron con las victorias independentistas, por el contrario el fin de éstas  ha requerido  de luchas constantes,  que pretenden desembocar en la transformación real de nuestra sociedad. Hoy persisten comportamientos racistas y violatorios de los derechos humanos de minorías sean negros, indígenas, mujeres, comunidades LGTBI; pero allí está la clave del mensaje de Carpentier, no busquemos la felicidad en otros reinos espirituales o mágicos, la búsqueda y la construcción de un mundo que nos permita vivir felices debe darse en ¡el reino de este mundo¡    

Bibliografía.

Carpentier, Alejo (1983), “El reino de este mundo”, Editorial Seix Barral, España.

Bel, Rolando (2010), “Los Jacobinos Negros. El proceso de independencia haitiana (1789-1820)”, en Anuario del Centro de Estudios Históricos Nº 10, Córdoba- Argentina.

Clementi, Hebe (1974), “La abolición de la esclavitud en América Latina”, Editorial Pleyade, Buenos Aires.

Jaramillo Uribe, Jaime (1969), “La controversia jurídica y filosófica librada en la Nueva Granada en torno a la liberación de los esclavos”, en Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, Nº 4, Bogotá,

*Guillermo es politólogo de la Universidad Nacional de Colombia. Investigador de CEPSCA

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Formulario de Acceso

Redes Sociales

Asociados

Contador Visitas

Scroll to top