CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 22

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 21

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 20

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 19

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 18

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 17

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 16

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 15

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 14

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 13

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 12

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 11

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 10

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 9

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 8

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 7

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 6

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 5

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 4

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 3

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 2

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 1

OPINIÓN: Nadie merece morir por sus ideas

Debemos tolerar y valorar la diversidad de pensamiento....

Por: Luis Chávez*. | 31 de marzo de 2016

Caricatura: Luis Chávez

Una vez más se evidencia la polarización de la sociedad a raíz de un acontecimiento lamentable. Esta vez, el crimen contra la ambientalista Berta Cáceres ha reabierto el latente enfrentamiento entre, al menos, dos formas opuestas de concebir el país.

He percibido la risa oculta tras la practicada solemnidad de quienes creen que la muerte de un ambientalista no es más que la muerte de un ñángara molesto. Y he visto el odio puntual de algunos ofendidos hacia todo lo que suene a rico o empresario.

Relativizar la muerte de alguien por asuntos ideológicos o incluso comerciales (“sólo son negocios”) es cuanto menos lamentable pero sobre todo peligroso.

"Desde ningún punto de vista podré aceptar la idea de que el asesinato de alguien es respuesta lógica y aceptable"

Caricatura: Luis Chávez

Una indígena con un grupo de indígenas decididos a pelear por la naturaleza —la misma por la que pelean Mark Ruffalo y Leonardo DiCaprio y reciben ovaciones— ¿no es posible verla más allá de la etiqueta de izquierdistas, revoltosos o ignorantes?

¿Se acercó alguien a comprender las motivaciones más profundas de estos “inditos” y buscó alternativas? ¿O sólo lo podemos hacer cuando el protestante es famoso, cool y bien educado?

¿No es posible concebir que alguien de verdad, sin nada detrás, quiera salvar un árbol, una montaña o un río de lo que consideran su destrucción, hasta el punto de dar la vida?

Yo creo en el progreso y creo en la prosperidad de la gente ganada a pulso (me caen mal los corruptos), pero soy consciente de que el mundo es un crisol de visiones y muchas veces me ha tocado tolerar lo que incluso niega mis creencias más sagradas. Desde ningún punto de vista podré aceptar la idea de que el asesinato de alguien es la respuesta lógica y aceptable a la visión diametralmente opuesta a la mía.

Estamos llenos de políticos que no saben hacer política, nadie se acerca honestamente a una comunidad y les convence en buena lid, con argumentos sólidos y transparentes por qué es importante una represa o una urbanización. ¿Será por que al exponer sus argumentos se darán cuenta que no valían nada, o que los argumentos contrarios pueden terminar convenciéndolos a ellos?

Lo cierto es que me harta esta salvaje idea de que las ideas contrarias se combaten con balas. ¿No nos hacemos llamar civilizados?

Me educaron con el ideal de que un “indio” tiene la misma dignidad que un “ingeniero”, por ejemplo, y esa es la idea que abrazo cuando le apuesto a la libertad de todos los hondureños para decidir sus vidas.

Desde donde me paro veo dos extremos, culpándose sin descanso por lo que no alcanzan, deseando construir una sociedad en donde se excluya al diferente.

Vengan, acérquense acá, suelten lentamente esas esquinas enmohecidas, y comprendan un poco más, sin ideologías por un momento; entre humanos, entre catrachos; unos pobres, otros ricos; unos ignorantes, otros educados: que debemos tolerar y sobre todo valorar la diversidad de pensamiento, estilo de vida y religión, lo diferente— aunque a veces de miedo— porque ese es el camino para una comunidad madura y sana.

Intentemos construir entre todos la sociedad incluyente que todo mundo pregona en sus discursitos, donde la libertad rinda frutos para todos.

"Me harta esta salvaje idea de que las ideas contrarias se combaten con balas"

La justicia para Berta Cáceres debe exigirse por todo ciudadano civilizado porque fue un crimen. Tocará confiar en nuestro sistema de justicia (oportuno momento para recordar aquella singularelección de la Nueva Corte) y que los culpables, hechores e intelectuales, caigan y confiesen sus motivaciones.

Que nadie caiga en la inmadura tentación de aplaudir la muerte de quien le resulta molesto y diferente, porque siempre llega el momento de llorar a los propios entre el ruido burlesco de los contrarios, y esa es la imagen de una selva llena de primitivos desnudos que gruñen.

Nadie —y lo escribo en mayúsculas— NADIE merece morir por sus ideas.

*Caricaturista e ilustrador de Honduras. Este escrito de opinión y las imágenes fueron inicialmente publicadas en el portal Artículo13 el día 7 de marzo de 2016, y se puede consultar en el link: http://articulo13.la/luischavez/2016/03/07/nadie-merece-morir-por-sus-ideas/. Para mayor información y comentarios personales: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Formulario de Acceso

Redes Sociales

Asociados

Contador Visitas

Scroll to top