CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 22

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 21

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 20

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 19

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 18

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 17

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 16

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 15

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 14

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 13

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 12

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 11

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 10

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 9

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 8

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 7

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 6

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 5

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 4

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 3

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 2

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 1

Informe: El Suicidio en la Costa Caribe Colombiana (Segunda Entrega)

En el año se registran 236 casos

Por :Deison Luis Dimas Hoyos*. | 03 de septiembre de 2016.

El próximo 10 de septiembre se promueve a cargo de la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP) y otras organizaciones como la Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, con el fin acabar con el estigma que sufren las personas con trastornos mentales o comportamiento suicida, una de las principales barreras para prevenir el suicidio.

El llamado, al que se suma el Observatorio del Delito de la Costa Caribe y el Centro de Estudios Políticos y socioculturales del Caribe CEPSCA, es a concientizar a la sociedad de que el suicidio se puede prevenir con base en buenos diagnósticos territoriales y con la identificación de personas en riesgo para la intervención oportuna.

Es indispensable la voluntad política de los entes territoriales para fortalecer las políticas públicas de salud mental, reducción de consumo de alcohol y de drogas, sensibilización a las comunidades y medios de comunicación, entre otros aspectos que hemos destacado en nuestras investigaciones sobre está temática.

¿Por qué analizar los suicidios?

  Encuesta Nacional de Salud Mental – Minsalud 2015

La Encuesta Nacional de Salud Mental de 2015, realizada por el Ministerio de Salud, y cuyo objetivo fue brindar información actualizada acerca de la salud mental, los problemas, los trastornos mentales y el acceso a los servicios en población colombiana de 7 años en adelante, evidenció que la percepción del estado de salud mental entre excelente y muy buena disminuye a medida que aumenta los rangos etarios, así como, que los estados de salud mental auto-considerados buenos o regulares aumentan a mayor edad; esto quiere decir que a mayor edad menor valoración subjetiva de la salud mental.

Fuente: Ministerio de Salud, 2015

Esta encuesta, que tiene carácter regional, revela otro resultado para tener muy en cuenta: en la mal llamada región ‘Atlántica’ está el menor porcentaje de personas, de este y de todos los grupos etarios, que autocalificaron su salud mental de excelente.

  Encuesta de Percepción Ciudadana – DNP 2015

Según los recientes resultados de la encuesta de percepción ciudadana del DNP, a nivel nacional, en una escala de 1 a 10, los niveles de depresión, insatisfacción y preocupación están truncando la felicidad de las personas. En relación a la depresión, el Caribe se auto-califica en promedio con una nota de 2 sobre 10, superando sólo al Pacífico, donde la gente se considera más deprimida con una calificación de 2,32. Las notas revelan que con menos depresión se consideran los habitantes de las regiones Llanos (1,83), Centro Sur (1,80), Eje Cafetero (1,79) y Centro Oriente (1,12).

El Suicidio en el Caribe en el 2016 (Segundo Balance 1 enero- 31 de agosto de 2016)

     236 suicidios en la región Caribe

Los resultados de las encuestas anteriores sustentan la importancia de medir y analizar los suicidios en el Caribe, pues respecto a otras regiones, son menos los habitantes que consideran su estado de salud mental excelente o muy bueno, y además, es la segunda región del país que se autocalifica con una nota alta de depresión. No obstante, en términos proporcionales, el Caribe colombiano tiene una de las tasas de suicidios más bajas en el país.

El Observatorio del Delito de la Costa Caribe de CEPSCA presenta el balance de los suicidios del 1º de enero al 31 de agosto de 2016. Esperamos que con las alertas de salud pública emitidas de este informe, ahora sí, las autoridades competentes tomen medidas en el asunto.

Dentro de los aspectos metodológicos, esta investigación realizó un barrido de notas de prensa y de redes sociales alusivas a los suicidios en los ocho departamentos de la región Caribe, utilizando como método la minería de texto en documentos periodísticos y palabras claves en redes sociales, estableciendo como orden de búsqueda dentro de contenidos no estructurados las siguientes palabras: suicidio, suicidó, suicidándose, ahorcó, ahorcamiento, ahorcado, autoeliminación, ‘quitó la vida’. Además, en algunos casos, se contrastó con los reportes del Sistema Información Red de Desaparecidos y Cadáveres (SIRDEC) del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Medicina legal, datos muy amablemente suministrados por la Dirección Regional del Norte del la entidad.

Suicidios en el Caribe por Departamentos, Total 2014 – 2015 y 2016 (enero-agosto)

Fuente: CEPSCA, Observatorio del Delito de la Costa Caribe datos de 2016. Instituto de Medicina Legal, datos 2014 y 2015. Notas: * Todos los datos se constrastaron con los reportes preliminares de Lesiones Fatales es el Sistema Información Red de Desaparecidos y Cadáveres (SIRDEC) del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Medicina legal y mediante consulta telefónica. En el caso de Bolívar, lo datos no coinciden a escala municipal por lo que nos abstenemos de presentar un análisis final. Nota 2: No se registran aquellos casos donde aún no se ha logrado establecer si fue suicidio, accidental u homicidio. Estos casos están en etapas de investigación judicial y forense por la autoridad competente. Nota 3: Este reporte no contabilizó el caso del suicidio de una mujer en Valledupar en el Barrio Mareigua el día 1 de septiembre de 2016. Con este caso, en el Cesar son 30 suicidios en el año.

Los recientes resultados del informe Forensis de Medicina Legal mostraron que en Colombia los suicidios aumentaron 10% en 2015. No obstante, en el Caribe, este problema de salud pública presentó una disminución de 5%. Aunque la disminución se dio en toda la región, se dieron casos preocupantes donde los suicidios aumentaron a escala departamental: Sucre (65%), Atlántico (3%) y La Guajira (5%).

En lo que va de 2016 la región Caribe registra un total de 236 suicidios, concentrándose la mayor parte en el departamento del Atlántico (20,8%), Córdoba (16,1%) y Magdalena (16,1%).

Datos: El departamento del Magdalena superó en 8 meses de 2016 los casos de suicidio registrados en todo 2015. En Córdoba, la cifra en 8 meses es igual a la de todo 2015.

Los suicidios en el Caribe presentan las siguientes características:

  • El 83% de las víctimas de suicidios en el caribe en este 2016 son hombres 
  • El 71,2% de los suicidios en el Caribe han sucedido en las áreas urbanas de cada municipio.
  • El 24,6% de las personas que se quitaron la vida eran jóvenes (18 a 28 años) y el 24,2% tenía edades de 29 a 45 años.
  • El 72,4% de los suicidios se perpetró por la modalidad de ahorcamiento (sogas, cáñamos, cuerdas, cables, sabanas, licras).
  • La ingesta de venenos, tóxicos y pastillas, es el segundo método utilizado en los casos de autoeliminación en el Caribe
  • 29 menores de edad se han suicidado en el Caribe en 2016.

Una de las causas atribuidas al aumento del suicidio en el Caribe y en el país, es la no intervención oportuna de las personas con pensamiento o intención suicida. A esto, según los reportes del Instituto Nacional de Salud durante las primeras 34 semanas del año (1 de enero a 28 de agosto de 2016), en el país se han registrado 5.600 intentos de suicidios, de los cuales el 19,4% han sucedido en el Caribe.

Intentos de suicidio en el Caribe en 2016 (1 de enero- 28 de agosto de 2016)

Fuente: INS- vigilancia rutinaria departamental, 2016

Un indicador de interés, es que por cada 10 personas que se han suicidado en el Caribe en este 2016, 46 lo han intentado. Las ponderaciones de este indicador, muestran a Bolívar, Atlántico y Cesar por encima de la media de la región.

Atlántico

De los 49 casos de suicidio en el año, 26 han sucedido en Barranquilla, es decir, más de la mitad de los casos. Del total departamental, 29% son jóvenes y el 27% personas de 29 a 45 años.

Los principales sectores afectados en Barranquilla con este flagelo son el Sur Oriente, Sur Occidente y la localidad Metropolitana.  En cuanto a sexo, tres mujeres se han suicidado en la ciudad en este 2016.

El municipio de Soledad se ubica en el segundo lugar con mayores casos de suicidio a escala departamental con 10 casos; estos se han presentado en los barrios El Ferrocarril, Los Almendros, Normandía, Villa Estadio, Las Moras, Primero de Mayo, Ciudadela Metropolitana y Ciudad Caribe.

Otros municipios con esta afectación son: Malambo (6 casos), Sabanalarga (3), Galapa (2), y con un caso, Puerto Colombia, Sabanagrande, Juan de Acosta, Baranoa y Luruaco.

Magdalena

Santa Marta (12 casos), Ciénaga (7), Ariguaní (4) y El Banco (4) son las ciudades con mayor número de suicidios en el departamento. En cuanto a edades, el 34% tenía edades de 29 a 45 años, siendo el rango de mayor prevalencia de hechos.  Aunque, el ahorcamiento prima como la principal modalidad de auto-eliminación (63%), preocupan también otras modalidades como uso de arma de fuego (16%) y uso de otras armas u objetos corto-punzantes (11%).

En Santa Marta, todas las víctimas han sido hombres, presentándose las distintas modalidades, primando el ahorcamiento. Además, 3 de los 12 casos sucedieron en el sector del Rodadero.

En Ciénaga los casos de suicidio son 7, seis casos en el casco urbano municipal y uno en el sector rural. Cinco casos se dieron por ahorcamiento, una persona se quitó la vida con arma de fuego y otra (mujer) se incineró.

En el Banco, dos de los cuatro casos eran mujeres. En los principales hechos se aducen por parte de familiares y conocidos, problemas económicos y discusiones familiares previos a quitarse la vida. En Ariguaní, de los cuatro casos, dos se han dado con arma de fuego.

Otros municipios afectados: Sitionuevo (3), Nueva Granada, Pueblo Viejo, Plato, Aracataca, San Sebastián, Zona Bananera, Fundación y Guamal, estos últimos con un caso.

Córdoba

Los 38 suicidios en el departamento se han presentado en 13 municipalidades, siendo Montería (9 casos) y Tierralta (8 casos) los de mayor frecuencia. El 29% del total de casos eran menores de 18 años, mientras que en segundo lugar de afectación personas de 46 a 59 años (24%), seguida de adultos mayores (más de 60 años) con un 18% de los casos. Es de recalcar, que el mayor número de suicidios del género femenino en la región Caribe se encuentra en este departamento con 10 casos.

En Montería, son siete hombres y dos mujeres los que se han quitado la vida en este año. Los casos relevantes han sucedido en el sector urbano (20 de julio, El Dorado, Mocarí y Brisas del Sinú) y en el sector rural (Tres Palmas, Guasimal, Nuevo Paraíso, Buenos Aires-La Mata y Guateque).

En Tierralta, cinco de los ocho casos en el año han sido mujeres, la mayor parte de la etnia Embera Katio. Además, del total en la municipalidad, en la mitad de los casos las personas no superan los 16 años de edad.

Otros casos relevantes han sucedido en Cereté y Lorica. En la primera municipalidad los casos se registraron en los barrios Santa Paula, Santa María y 24 de mayo en la parte urbana, otro caso se registró en Manguelito en el área rural. Todos los casos por la modalidad de ahorcamiento.

En Lorica, la mitad de los casos sucedieron el área urbana y la otra mitad en el área rural. Todos los casos se dieron por ahorcamiento.

Sucre

Es el departamento donde mayormente aumentaron los suicidios en el último año. En estos 8 meses, la tendencia es creciente. Los suicidios en el departamento se han registrado principalmente en Sincelejo (11 casos), Sincé (4 casos), Corozal (3) y Toluviejo (3).

En Sucre existe la mayor prevalencia de casos de suicidio de adulto mayor en la región Caribe, pues estos representan el 26% del total departamental. A estos casos le siguen las personas de 29 a 45 años (26%). Aunque predomina la modalidad de ahorcamiento (79%), otra modalidad se usa con frecuencia y es la ingesta de veneno, tóxicos o pastillas (12%).

En Sincelejo, los casos se concentran en el sector urbano, siendo preponderante el suicidio en los hombres (8 casos). Por su parte en Sincé, una municipalidad que históricamente presenta casos de suicidio, se registran en el año 4 casos, 3 de ellos en el casco urbano y todos por ahorcamiento.

Otros municipios afectados son: Majagual y San Marcos (2 casos cada uno), y con un caso, Sucre, La Unión, San pedro, Betulia, Los Palmitos, Morroa, San Onofre, Sampués y San Benito Abad.  

Cesar

Tal y como se indicó en la nota del cuadro 1, son 30 los suicidios en el Cesar en este año. Sin embargo, de los 29 casos analizados (corte 31 de agosto) el 45% eran jóvenes y el 83% se ha dado por la modalidad de ahorcamiento.

Según municipios, los más afectados son Valledupar (12 casos), seguido de El Paso (3), La Jagua de Ibirico (3), Aguachica (3) y Codazzi (3). Con un caso se encuentran La Paz, Curumaní, Astrea, Bosconia y Chimichagua.

En Valledupar 3 mujeres se han suicidado en este año (cuatro con el reciente caso en Mareigua). Todas por la modalidad de ahorcamiento. Además, del total, 9 casos han sucedido en el sector urbano y 3 en el rural. Los barrios afectados son Esperanza Oriente, Los Campanos, Alfonso López, Garupal, La Fe, El Oasis, Villa Tayrona, Divino Niño y 9 de Marzo.

 La Guajira

Son 15 suicidios en este año, de los cuales seis sucedieron en Riohacha, dos en San Juan del Cesar, dos en Fonseca y dos en Villanueva. Con un caso se encuentran, Albania, El Molino y Maicao.

Del total el 27% de los casos son menores de edad, todos de la etnia wayuu; mientras que el 20% fueron jóvenes y otro 20% personas adultas mayores. Por otra parte, dos mujeres se han suicidado en el departamento, casos sucedidos en San Juan del Cesar y Maicao.

Reflexión final: El Post- Acuerdo y los suicidios

Con este informe, ya son dos los llamados de alerta en este año del Observatorio y de CEPSCA sobre este problema de salud pública en el Caribe. Los entes territoriales, alcaldías y gobernaciones, deben pasar de una política de prevención pasiva, oídos sordos, charlas y escuetos comunicados de preocupación; a una política de atención activa, diagnósticos con escala territorial; con atención prioritaria a las personas con alguna intención o pensamiento suicida; y planes de mitigación a las posibles causas de auto-eliminación. Ahora mucho más, en una situación del post- acuerdo analizar los suicidios en una sociedad se convierte trascendental.

Primero, porque la guerra y el conflicto armando repercute en la salud mental de quienes la sobreviven, las víctimas y los combatientes, y también en la sociedad que percibe a diario la guerra a través de los medios de comunicación. La guerra a pro-creado una sociedad enferma, y por tanto debe implementarse una política pública para revertir los efectos.

Segundo, para que el problema no se agrande, los excombatientes y las víctimas necesitan un plan de atención y una política de atención psico-social dentro de los planes de salud.

Y por último, con menos recursos financieros para la guerra, no debería haber excusas de austeridades fiscales para destinar recursos que mitiguen la atención en salud mental y otros temas de enorme preocupación como la desnutrición infantil y el embarazo adolescente.

*Deison Dimas, economista de Sampués Sucre. Coordinador del Observatorio del Delito y Coordinador de Investigaciones de CEPSCA. Mayores informes sobre cifras y datos a escala departamental y municipal: celular 3107169043 - correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Formulario de Acceso

Redes Sociales

Asociados

Contador Visitas

Scroll to top