CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 22

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 21

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 20

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 19

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 18

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 17

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 16

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 15

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 14

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 13

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 12

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 11

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 10

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 9

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 8

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 7

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 6

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 5

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 4

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 3

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 2

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 1

OPINIÓN:Déjala Morí.… Un canto que nos hizo reviví

Por: Evelyn Galván Lora*.| 06 de Abril de 2017

Foto: Evelyn Galván. Interpretación de Gaita macho y maraca. El Carmen de Bolívar

Dios es testigo de las lágrimas de alegría que corren por mis mejillas mientras escribo esta columna y escucho Te lloro Yo, Como si Fuera el Viento, SioSio Gavilán y las otras canciones de Aida que encuentro en Dezzer mientras me permito especular en el destello de mis argumentos sobre el éxito de “Déjala Morí”. Lo primero que diré es que hace unos años, desde los Montes de María hasta el Magdalena, los rincones del caribe y Colombia entera hacer algo como esta miniserie no era ni siquiera un sueño, mientras mataban a la gente, morían las ilusiones de los que quedábamos, quien no lo ha vivido no puede dimensionarlo, pero cuando yo vi el primer capítulo con esa recreación fidedigna de las casas de palma y la gente cantando y bailando, recordaba todo lo documentado en veredas parecidas, imaginé tanto la masacre de El Salado, Bolívar y sus horrores mientras iba renaciendo la esperanza de que esos pueblos volvieran a ser tan alegres como antes de que la guerra nos tocara, antes que acabaran mi pueblo, antes que el terror me robara años de niñez y a otros la vida completa. En ese sentido, era tener de nuevo cuatro años e ir a la tienda por calillas para mi abuela Zoila y para abuelita Ana, las cuales fumaban mientras lavaban en la batea puesta sobre un “burriquete”, me duele mucho recordar tanta maldad, ahora entiendo a Totó cantando “La Cumbia está herida” cada uno levantaba su voz como podía, mientras yo sólo oraba; entonces, ver esta historia alegre y hermosa era como estar de nuevo bailando en una tarima de El Carmen de Bolívar o ir con Soraya Bayuelo y el resto del Colectivo de Comunicaciones Montes de María a hacer entrevistas en el parque, pero ésta vez sin miedo, sin tener que acostarnos a las siete de la noche, sin despertar a preguntar quién fue el muerto de ayer, sencillamente “Déjala Morí” me dijo: ¡Ya pasó, vuelve a bailar , vuelve a tocar, vuelve a soñar!

Imagen: Google, del portal www.eluniversal.com.co

Lo segundo es que cuando veía la interpretación de Aida pensaba; es tan buena porque no lo actúa, lo vive; de la misma forma que uno hace cuando está en el escenario y deja el alma ahí, no es una actuación para mí, es la manera como cada quien se conecta con su historia, con la memoria, con la geografía donde nació y con la que ama; por eso lo transmitió, por eso lo sentimos, pues al final era el Caribe con todas sus penas y alegrías quien se veía triunfante en la televisión, era el Caribe gritando: ¡Esto somos! Gente de paz, de cantos, de fe; no culpables de los pesares, sólo víctimas, tampoco somos los ridículos e incultos que pretenden mostrar los canales nacionales a través de sus novelas infundadas, a mi parecer son más parodias que cualquier otra cosa, y qué decir la imagen de narcos y prepagos que han vendido con una serie y otra sobre el mismo tema, como si lo único que tuviese Colombia para mostrar es el “Legado Escobar” evidenciando el ingenio colombiano para delinquir pero no el ingenio colombiano para fabricar vacunas; para ganar un Nobel creando un nuevo estilo;al igual que mostrar –por ejemplo-cómo vive la gente en Santa Cruz del islote, la isla más densamente poblada de la tierra; cómo sobrevivió la caña flecha a las conquistas; en fin... Quiénes somos más allá de las “narconovelas”. Nos gustó déjala morí porque nos vimos en ella, porque la vivimos, porque recogió en unos cuantos capítulos la manera cómo nos complace que nos vean;  

ASÍ QUE RCN Y CARACOL:APRENDAN QUE UNA “MOCHILA ESFONDÁ” SE REMIENDA CON MAJAGUA COLORÁ , SI SE SIENTEN COMO BURRO MONTAO´ EN CANOA A LA HORA DE HACER UNA NOVELA ¡VENGAN AL CARIBE QUE AQUÍ LE ENSEÑAMOS, SÓLO HAY QUE LIBRETEAR, PORQUE NUESTRAS HISTORIAS SON DE VERDAD!

Foto:  Evelyn Galván (4) Primera presentación en la plaza de El Carmen de Bolívar.

*Instagram: evelyngalvan_
Facebook: Evelyn Galván
Twitter: evelyngalvan_7
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Este artículo fue publicado inicialmente en el portal www.elinformador.com.co

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Formulario de Acceso

Redes Sociales

Asociados

Contador Visitas

Scroll to top