CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 22

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 21

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 20

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 19

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 18

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 17

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 16

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 15

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 14

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 13

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 12

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 11

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 10

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 9

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 8

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 7

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 6

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 5

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 4

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 3

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 2

CEPSCA - Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe - Foto 1

INFORME: Las Muertes en Corralejas

Por: Deison Luis Dimas Hoyos.| 19 de mayo de 2017

Todo lo que se ha dicho y discutido en la actualidad sobre la permanencia o existencia en Colombia de celebraciones de arraigo cultural vs el maltrato animal, se ha circunscrito a la discusión sobre el bienestar animal, lo que piensan los taurófilos en un bando y en la otra esquina, los animalistas y anti-taurinos. Sin embargo, toda esta discusión tiene otras connotaciones regionales que involucran otro tipo de celebraciones, menciónese aquí: peleas de gallos, coleos y las tradicionales corralejas. Todas tienen su particularidad, todas tienen su representación económico-política, historia y procesos regionales, con muy pocos estudios e investigaciones a profundidad, más allá de una simple opinión o posición.

Este informe desarrollado por el equipo de investigación del Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe CEPSCA, pretende aportar otros elementos a este debate y se circunscribe a las muertes violentas de animales/humanos en las fiestas en corralejas.

Como contexto para muchos, una fiesta en corraleja es una celebración que se realiza en una construcción (no permanente en el territorio) hecha a base de madera y en forma circular. En el interior de la estructura se dispone de un toro de lidia y además ingresan personas sin distingos de edad, manteros o toreros, banderilleros, vendedores informales, garrocheros (montados a caballos), sombrilleros, saltadores y otras personas ajenas al espectáculo (que son la mayoría) y que popularmente, en algunas partes, son llamados “patos”. En los palcos de la construcción de madera están las personas que presencian lo que muchos consideran el espectáculo o tarde de toros. No hay distingo de edad, hay presencia de bandas musicales de porros y fandangos, vendedores informales, ganaderos, autoridades locales, políticos, población en general.  A los alrededores de la construcción, hay vendedores informales, verbenas, gente en general.  No ocurre en todos los casos, pero en su mayoría, la fiesta en corraleja se realiza en honor a un santo religioso. Además existe presencia de las fuerzas armadas, defensa civil y puntos de atención de salud.

En la celebración se premia la mejor tarde de toros, el mejor toro, el mejor banderillero, garrochero, mantero. En los balances, quedan personas heridas y fallecidas, caballos heridos y muertos por cornadas, y el algunos casos, toros muertos y heridos por asfixia, sofocación o por maltrato.

El objeto de esta investigación es mostrar en un periodo de tiempo reciente la magnitud de las muertes humanas ocurridas en el marco de la celebración de las fiestas en corralejas, celebraciones que las relacionan a la región Caribe, pero que también se celebran en otras partes del territorio nacional. [1] De hecho, según informes de Asotoros (gremio que agrupa los ganadero de toros de lidia), en la costa Caribe se desarrollan 525 días de toros al año, lo que significa que hay 102 municipios que celebran estas fiestas con 130 mil toros de lidia que existen en la Región Caribe y se genera empleo a más de 200 familias en cada población. (El Universal, 24 de enero de 2015)

Como aspecto conceptual, este estudio considera que la muerte de un ser humano en una corraleja es una ‘muerte violenta’, la cual tiene unas connotaciones propias muy diferentes a un accidente rutinario presentado por el disfrute de una fiesta.  Se considera así para entender  a mayor profundidad las repercusiones sobre los aspectos psicológicos y emocionales que esta provoca dentro de los lazos familiares y los vínculos con el tejido social.

Dentro de los aspectos metodológicos, la primera fuente de información a la que se recurre son los medios de comunicación regional. El procedimiento fue revisar los portales web de 50 medios regionales y hacer una búsqueda holgada en redes sociales sobre el objeto a estudiar. La información recogida se estructuró territorialmente, partiendo del hecho de que estos primeros resultados serán la base para futuras investigaciones.

Sucesos

Para nadie es un secreto que la sentencia C-666 de 2010 de la Corte Constitucional protege la práctica de actividades como las corridas de toros, las peleas de gallos, las corralejas y el coleo en los territorios donde se hayan realizado históricamente, ligado esto a una tradición cultural. Eso no está en discusión. Sin embargo todo el debate de hoy en día gira en torno a la permanencia de estas prácticas y cómo estas celebraciones involucran el actuar de grupos defensores de animales que bogan por el no maltrato animal. En la línea de opiniones, están los que piensan acabar estas celebraciones, otros regularlas disminuyendo el maltrato, regularlas restringiendo entrada de niños (as), para otros la esencia del disfrute o del arte es dejarlas así, hay quienes piensan que se deben fortalecer en todos sus aspectos. 

Las fiestas en Corralejas también han tenido su debate regional y local, sin embargo, este ha sido muy puntual según los hechos dicientes y recientes; para los defensores, casos aislados a la fiesta, para los opositores, un motivo más para demostrar la barbarie; los ejemplos se muestran a continuación:

  • Enero de 2010: Asonada en Zambrano Bolivar por la suspensión de la Corralejas
  • Enero de 2011: 21 personas resultaron heridas al caerse una parte de las estructuras de las corralejas en Becerril Cesar.
  • Abril de 2014: Asonada en el Piñón, Magdalena. En las fiestas en Corralejas un toro corneó a dos personas, un grupo de asistentes enfurecidos sacudieron los palcos, estos cayeron y hubo cerca de 20 heridos.
  • Mayo de 2014: Asonada en Fonseca, La Guajira
  • Septiembre de 2014: 14 caballos murieron en la celebración de las fiestas en Corralejas de Sincé Sucre.
  • Enero de 2015: Un toro murió a causa de golpes, patadas y heridas a cuchillo por un grupo personas en la corraleja de Turbaco Bolivar.
  • Enero de 2015: Un caballo es descuartizado por un grupo de personas en las corralejas de Buenavista Sucre
  • Diciembre de 2016: Asonada en Manatí por la suspensión de la Corralejas

 Las muertes violentas

Una muerte violenta se produce a raíz de un mecanismo accidental, suicida  u homicida, tiene su origen externo y obedece a un mecanismo exógeno que causa un trauma o a fuerzas que irrumpen violentamente en el organismo (Lopez, H. 2015). La muerte en corralejas, aunque no tiene las connotaciones de accidental, suicida ni homicida (todo esto es debatible), si se produce por mecanismo externos que irrumpen violentamente en el organismo, en este caso, la cornada de un toro.

Durante el periodo de tiempo que comprende los años 2010 hasta lo que va de 2017 han muerto 52 personas en el marco de la celebración de las fiestas en Corralejas de Colombia. Del total, 50 personas han muerto por cornadas de toros y dos de manera accidental (garrocheros, que montados en sus caballos, murieron al caerse del animal en la celebración). Todos los muertos son del sexo masculino. El promedio de edad de las víctimas fue de 33 años. [2]

En el periodo de estudio, los años donde más ocurrieron muertes violentas fueron 2015 y 2013. En 2015 los principales casos sucedieron en Córdoba y Sucre. En 2013 los principales casos sucedieron en Bolivar.

Gráfica 1. Muertes de humanos en Corralejas, 2010- 2017 (Abril)

 

Fuente: CEPSCA

Dentro de los aspectos geográficos, el 83% de las muertes en corralejas han sucedido en sector urbano/cabecera municipal, mientras que el restante 17% en veredas y corregimientos. Asimismo, el departamento con mayor número de muertes violentas en corralejas es Bolivar, seguido de Córdoba, y posterior a estos, Atlántico y Sucre.

Gráfica 2. Muertes de humanos en Corralejas por departamentos, 2010- 2017 (Abril)

Fuente: CEPSCA

A escala municipal, los principales municipios afectados son los siguientes: En Bolívar, el municipio de Arjona (5 casos); en Córdoba el municipio de San Carlos (4 casos); Atlántico, los municipios de Sabanalarga y Santo Tomas, con cuatro y tres casos respectivamente; y Sucre, varios municipios tienen de un caso cada uno, sin embargo, en la subregión de Sabanas han sucedido los principales casos, en el corregimiento de Chochó en Sincelejo, Sincé, San Pedro y este año en Buenavista.  

Por otra parte, otros tres departamentos que no son del Caribe, y que celebran fiestas en corralejas, también registran muertes en estas celebraciones: Riosucio Caldas; Carepa y Caucasia Antioquia y un caso por confirmar en El Espinal Tolima.

Gráfica 3. Muertes de humanos en Corralejas, rangos etarios, 2010- 2017 (Abril)

Fuente: CEPSCA

Según rangos de edad, el 25% de las muertes presenta como víctimas a personas de 18 a 23 años y el 21% de 36 a 45 años. En la actualidad no existen restricciones para la entrada de personas ni por rango de edad ni sexo, ni por otra condición, con estos datos se evidencia que son los jóvenes los que están perdiendo la vida en estas celebraciones locales. Un estudio a profundidad, deberá indicar las actividades rutinarias y las condiciones de vida de estos jóvenes y sus familias con el fin de medir otros impactos sociales.

Gráfica 4. Muertes de humanos en Corralejas, meses, 2010- 2017 (Abril)

Fuente: CEPSCA

Por último, según los meses del año, marzo (15 casos) y septiembre (10 casos) son los de mayor registro de muertes en Corralejas. Solo como dato particular, en marzo, coinciden estas celebraciones en el mes que se honra a la virgen de La Candelaria y en septiembre a la virgen de Las Mercedes.

El debate queda abierto, y aunque este es un primer avance de esta investigación, los siguientes pasos deben ahondar el porqué de la permanencia de estas fiestas ¿factores culturales, o políticos o económicos? ¿Cuál es el beneficio social? ¿Cuál ha sido el impacto en el tejido familiar de las muertes violentas? Entre otros aspectos que involucran el proceso histórico que ha arraigado las fiestas en corralejas en el territorio nacional.

Referencias:

http://www.eluniversal.com.co/regional/las-corralejas-no-se-van-acabar-presidente-de-asotoros-182945

https://medicinalegalunivia.wordpress.com/2015/05/11/concepto-de-muerte-natural-violenta-y-sospechosa-de-criminalidad/

[1]Es claro que el objeto de este estudio se circunscribe a las muertes violentas de seres humanos en este tipo de celebraciones; sin embargo, en el acervo de información se percibe que las muertes de animales en Corralejas (toros y caballos) es de una magnitud mucho mayor.

[2] No se incluyen por el momento 3 casos en los cuales no se pudo verificar la información: San Marcos Sucre, Nueva Granada Magdalena y El Espinal Tolima.

*Economista de Sampués Sucre. Coordinador de Investigaciones CEPSCA.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Formulario de Acceso

Redes Sociales

Asociados

Contador Visitas

Scroll to top