Más sobre los Barrigas Verdes

Por: Deison Dimas Hoyos I 06 de Noviembre de 2012

Pío o “El aguatero” era quien llevaba en su burro el agua a casi todos los barrios de Sincelejo. 

Foto: http://conocemisincelejo.blogspot.com/2011/08/conozcamos-los-monumentos-de-sincelejo.html

Cuando escribí esta columna por primera vez para El Meridiano de Sucre (Ver ¡Barriga Verde! Opinión, Meridiano de Sucre, 8 de septiembre de 2012), el objetivo principal era mostrar con una típica expresión un problema de salud pública relacionado con la carencia de agua y alcantarillado en el pueblo sucreño.

En esa publicación se había dicho que a finales del siglo XIX el espejo de agua del legendario pozo de Majagual fue útil para saciar la sed de los habitantes de Sincelejo, y que la cualidad principal del pozo era el color verdoso de sus aguas, hecho que fue usado por los pobladores de otras regiones aledañas (en especial la rivalidad deportiva con los Sinuanos) para la burla con el remoquete de barrigas verdes.

Sin embargo, días después, en el noticiario, Noticiero de Sucre, de las 6 a.m., una radio-oyente explicó con lujo de detalles su versión del porqué del apodo barrigas verdes: según la señora, cuando los aguateros sacaban agua del pozo, las canecas se manchaban de verdín, y al tratar de subirlas en los animales (burros y mulas) las camisas quedaban manchadas de verde, de tal forma que al llegar a las poblaciones eran llamados barrigas verdes.

No obstante, otra versión salió al ruedo. Una amiga cercana oriunda de Cereté, Córdoba, profundizó la polémica sobre el término. Por indagaciones familiares, ella se había enterado de que a los sucreños se les decía barrigas verdes porque el equipo de beisbol de la época de este departamento plasmaba en su camiseta una botella verde.

Pero el tema se enriqueció mucho más con una versión proveniente de Lorica, Córdoba. Una ex compañera laboral de ese municipio, me dijo en medio de halagos a mi columna, que ella conocía a otros “barrigas verdes” no propiamente de Sucre. A los Purisimeros (gentilicio de los habitantes del municipio de Purísima en Córdoba) se les dice barrigas verdes porque estos son insignes productores y consumidores de las tradicionales galletas de limón. ¡Vaya sorpresa!.

De igual forma se dijo en esa ocasión, que este apodo ha sido usado por rivalidades en otras regiones del mundo. De hecho, en las lejanas tierras ibéricas, en la región de Murcia, se escucha decir que los Cartageneros -Mediterráneos- por motivos de rivalidad, les endilgan el apodo de barrigas verdes a los habitantes de la Huerta de Murcia, debido a que estos comen muchas verduras. En otro lado del mundo, en San Juan de la Maguana, Republica Dominicana, se celebra el Carnaval Barriga Verde, cuya trascendencia histórica se remonta al carnaval rural cimarrón en honor a la herencia de los esclavos negros alzados en la región sur dominicana. Se cuenta por esos lares que, barriga verde era la raza blanca sanjuanera que ante el uso irreverente de las camisas abiertas relucía en la blancura de sus barrigas el verde de sus venas.

Y en ese trasegar de búsqueda se quedó en el tintero un “barriga verde” muy especial. José Silvent y su espectáculo de títeres en las lejanas tierras gallegas (Galicia, España). A Silvent, se le atribuye ser el precursor del teatro de marionetas de los años 30s, siendo el títere, de nombre Barriga Verde el contrapunto del franquismo español y de otras estructuras impuestas socialmente. Gracias a ese títere, a Silvent también se le apodó Barriga Verde.

Foto: http://suicidiogallego.blogspot.com/2011/04/la-barraca-de-jose-silvent-reconstruida.html

En Sucre, el término Barriga Verde trasciende la frontera de lo cultural-histórico y en ocasiones folclórico, para pasar al plano social y político. En efecto, entre chiste y chanza, en el universo de lo trágico-cómico, a los ciudadanos se les ha negado el derecho fundamental al agua potable. Por un lado, la privatización del recurso ha conllevado a la segregación en cuanto al acceso al preciado líquido, es decir, un alto precio y costo de distribución del agua ha creado la falsa idea de los racionamientos necesarios; pero, a los barrios marginales. Por otro lado, las atractivas y rimbombantes noticias sobre inversión para acueducto y alcantarillado no se han visto reflejadas en una mejor calidad de vida para la población; por ejemplo, los fracasados Planes Departamentales de Agua (PDA), los cuales después de 7 años ninguno ha funcionado.

¿Cuáles son las razones para esto? Además, toda la plata invertida en estudios para viabilizar la creación del Acueducto Regional de la Sabana por allá a comienzos de la década anterior, quedo en eso, en estudios y frustraciones. Hoy en día los habitantes de muchos pueblos de la costa caribe siguen recogiendo el agua como hace 50 o 100 años atrás; en tanques o cantinas, arriados en burros o carretas. Es lamentable que en el siglo XXI esto siga sucediendo máxime cuando la ONU a declarado el Derecho al Agua como un derecho fundamental de la humanidad.

 

Foto: Periódico El Heraldo de Barranquilla. Sección regional. 12 de febrero de 2012

El presidente Juan Manuel Santos, en su visita a Sincelejo el día 8 de septiembre anunció: "Se van a desaparecer los barriga verde en Sincelejo", a propósito de los 70 mil millones de pesos que se invertirán en la construcción de una acueducto para la ciudad. Es preocupante que ante el millonario anuncio las manos de muchos empiecen a frotarse y los ojos a brillar con la voracidad del hambriento que espera un opíparo manjar. Amanecerá y veremos.

Actualmente hay dos alternativas de solución. Seguir creyendo en la bandera estatal Aguas para la prosperidad, o protestar y movilizarse para hacer efectivo este negado derecho. Cuando ocurre esto último, el Estado ha reaccionado y les ha llevado el preciado líquido, pero en forma de chorros de agua de los escuadrones antidisturbios, para seguir desconociendo este problema de salud pública y ocultar la inconformidad y la necesidad histórica de muchos barrigas verdes.

El autor de esta columna agradece a los lectores que conozcan otras versiones del origen de este interesante mote escribir sus comentarios, observaciones, enviar fotos, recortes de periódicos, etc., al correo:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Scroll to top